Follow by Email

martes, 29 de mayo de 2012

Persiste contagio en relaciones estables
Por Marcela Valente
BUENOS AIRES, 28 may (IPS) - La gran mayoría de mujeres diagnosticadas en los últimos dos años en Argentina con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), causante del sida, se contagió en relaciones de pareja estable sin protección, indica un estudio especializado.
"En algunos casos se trata de parejas de muchos años. Inclusive se amplió el rango y encontramos cada vez más mujeres por encima de los 60 años", dijo a IPS la activista María Eugenia Gilligan".

Trabajo de encuestas a 465 mujeres infectadas en todo el país para el "Estudio de Mujeres con Diagnóstico Reciente".

El universo de entrevistadas agrupa a mujeres que recibieron el diagnóstico a partir del 1 de enero de 2009. El objetivo fue conocer las circunstancias en que se infectaron. Gilligan advirtió que muchas de ellas "están desinformadas".

Son mujeres de entre 17 y 70 años, aunque 51 por ciento de las consultadas tienen entre 25 y 39. Alrededor de 70 por ciento alcanzó a cursar algunos años de la enseñanza secundaria, pero hay también algunas con estudios universitarios u otros terciarios completos.

El informe al que tuvo acceso IPS aún no fue presentado oficialmente, pero se dieron a conocer algunos resultados preliminares en el contexto del Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, celebrado este lunes 28.

En el texto se detallan las condiciones de vida de las mujeres entrevistadas. Por ejemplo, se informa que más de la mitad de ellas viven en situación de hacinamiento, que 70 por ciento carecen de seguridad social y que solo 46 por ciento trabajan.

El estudio fue realizado por el Instituto de Investigaciones Gino Germani, de la estatal Universidad de Buenos Aires, y el Centro de Estudios de Población, con el respaldo del Ministerio de Salud y de entidades multilaterales como ONU Mujeres y el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida, entre otros.

Las principales conclusiones indican que 92 por ciento de las mujeres con VIH consultadas se infectaron a causa de relaciones sexuales sin protección. También, 73 por ciento de ellas aseguran que el contagio se produjo en el marco de una relación estable.

Los datos coinciden en parte con estadísticas del Ministerio de Salud, que señalan que en Argentina, donde hay 130.000 personas portadoras de VIH, la principal vía de transmisión son las relaciones sexuales sin protección.

"Notamos que desde 2008 hay menos información a nivel masivo y más mujeres desinformadas. Faltan campañas específicas y fallan las consejerías. Aunque se hace mucho, queda mucho por hacer", concluyó Gilligan.

Para 60 por ciento de las encuestadas, el resultado positivo fue algo "totalmente inesperado". Una mujer de 51 años dijo que, tras 11 años de vivir en pareja con el mismo hombre y serle fiel, no podía creer que había contraído el virus.

Esta reacción también coincide con estadísticas oficiales que sugieren que la mitad de las personas infectadas en el país podrían estar ignorando esa condición.

"Casi siempre vemos lo mismo. Ellas no sabían que ellos tenían el virus", explicó Gilligan, quien agregó que la violencia "es un factor de vulnerabilidad" que las inhibe de protegerse, aunque solo sea por precaución.

Según la coordinadora de la Red, la gran mayoría de las mujeres infectadas sufrieron violencia y abuso sexual desde niñas y eso contribuye a que naturalicen la propia desprotección en la vida adulta.

"No es que no usan preservativos porque están locas. El problema es que muchas de ellas no pueden negociar su cuidado por temor a la violencia y recurren a otros métodos anticonceptivos para no quedar embarazadas", sostuvo.

El estudio también indica que más de 44 por ciento de las mujeres infectadas tuvieron alguna situación de conflicto o tensión con su pareja en relación al uso del preservativo.

La mayor parte de las mujeres entrevistadas descubrieron que tenían VIH de modo casual, cuando estaban embarazadas, durante algún estudio de rutina o análisis prequirúrgico. Solo 10 por ciento de ellas consultaron al saber que su pareja era portador.

En este punto, el informe también analiza lo que ocurre una vez que tienen el resultado del test. Ahí lo que falla muchas veces es el respeto a la confidencialidad y el asesoramiento para que las mujeres sepan a qué se enfrentan.

Hay "situaciones hostiles" al momento de informar, denuncia, como los casos en los que se informó a un familiar antes que a ellas, o que se lo comunicaron delante de terceros (médicos, enfermeros, residentes o parientes).

Entre los testimonios también se pone de manifiesto que hay mujeres que se van sin entender bien el resultado del test. "Me dio ‘reactivo’, pero yo no sabía si eso era positivo o no", contó una de ellas en la entrevista.

(FIN/2012)

No hay comentarios:

Publicar un comentario