Follow by Email

martes, 14 de junio de 2016

Fondos contra el Sida y la Malaria.

En una acción en simultáneo en varios países, en particular de Latinoamérica, la organización reclamó Alemania y China que aporten más fondos para salvar vidas. Finalizó en el Obelisco, símbolo de la ciudad.También se puede apoyar este reclamo firmando un petitorio online en http://fundthegf.org/#

La organización mundial de lucha contra el Sida AHF ha alertado sobre la necesidad de incrementar el Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, Tuberculosis y Malaria, para poder continuar con el programa que ha logrado salvar millones de vidas en todo el mundo. En el marco de este reclamo se ha organizado en varios países - en particular de Latinoamérica-, una protesta para que Alemania y China incrementen su aporte a este fondo. En el caso de AHF Argentina se movilizó a la sede de las Embajadas de Alemania y China en Buenos Aires donde entregó petitorios en este sentido. Si el dinero del fondo no aumenta, para 2020 podrían morir 21 millones de personas y para 2030 se podrían infectar 28 millones con VIH.

El Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria es un organismo multilateral que brinda respuestas eficaces a estas tres epidemias mortales. Fue fundado por miembros del G8 en 2000. Cada tres años, el Fondo Mundial solicita apoyo financiero para cumplir con su misión a través de promesas de contribución. Este año, su objetivo es recaudar u$s 13.000 millones para su próximo ciclo de financiamiento, que abarca de 2017 a 2019.

La campaña se enfoca directamente sobre China y Alemania ya que dentro de las cinco mayores economías basadas en el PIB nominal (Alemania, Estados Unidos, China, Japón y Reino Unido), son los que menos aportan.

Los resultados de los programas del Fondo Mundial han sido impresionantes:

- Más de 470 millones de personas se realizaron la prueba de VIH - Cerca de 8.6 millones están recibiendo tratamiento antirretroviral de VIH - 16 millones de personas con infección VIHVTB fueron tratadas. - Cerca de 3.3 millones de embarazadas recibieron tratamiento para evitar la transmisión de VIH a sus bebés

El Fondo Mundial también juega un papel vital en la salud de las mujeres, un aspecto frecuentemente descuidado en países en desarrollo, sobre todo si se tiene en cuenta que en África las niñas representan el 74% de las nuevas infecciones entre adolescentes. A nivel macroeconómico, se estima que el SIDA podría reducir la tasa de crecimiento económico mundial de 0.56% a 1.47%. La causa: el VIH tiene una incidencia más alta en poblaciones laboralmente activas.

De todas formas, no se puede medir la lucha contra el Sida, la tuberculosis y la malaria en términos económicos. Todos los países deberían ayudar porque existe la necesidad imperante de salvar aún más vidas.

miércoles, 1 de junio de 2016

La Enuresis.

En el marco del día Internacional de la Enuresis Nocturna Primaria, Pis en la Cama, se llevó adelante una encuesta online y anónima en Argentina sobre Enuresis Nocturna Primaria a 100 padres: el 47% de ellos tenía entra 39 y 48 años de edad; el 18% tenía entre 31 y 38 años, el 13% era mayor a 49 años y el 10% estaba entre los 26 y 30 años. De los 100 padres, el 51% tenía hijos con enuresis (51% eran nenas y 49% eran varones).  


La encuesta se realizó con el fin continuar conociendo las dificultades con las que se encuentran a diario las familias de niños enuréticos y dar así continuidad al objetivo de educar y concientizar sobre el tema a la población. Según informa el Ministerio de Salud de la Nación, el 15% del total de la población de entre 5-6 años padece enuresis.

“Nadie tiene la culpa de mojar la cama. Se trata de un trastorno médico frecuente que puede y debe tratarse”, asegura la doctora Edurne Ormaechea MN: 97666, Uróloga infantil del Hospital Italiano a cargo del CIUFI (Centro de Incontinencia Urinaria y Fecal infantil).

Del total de los encuestados sólo el 17% no hace nada frente a este problema, mientras que el 71% ha decidido consultar con un médico. Por lo general los padres no buscan ayuda médica inmediata ante la aparición del problema, porque tienden a minimizarlo creyendo que es un comportamiento sólo emocional y que pronto se solucionará.

“Es real que los niños que mojan la cama no logran despertarse cuando tienen ganas de orinar ya que tienen un sueño demasiado profundo, comportamiento que se ha creído acertado por muchos años. Pero recientes investigaciones indican que su sueño es de mala calidad con vigilias incompletas, lo que quiere decir que se despiertan parcialmente. También parece que presentan movimientos periódicos de las extremidades durante el sueño, hecho que podría indicar un intento de querer despertarse”, agregó la Doctora Ormaechea.

La enuresis nocturna primaria parece ser más común en los chicos que en las chicas. De los padres encuestados, el 88 % indican que su hijo/a moja la cama. El 45% de los hijos que mojaban la cama tenían entre 9 y 12 años, el 19% más de 13, siguiéndole el 16% de niños de 7 y 8 años, y por último, el 12 % de los niños con 6 años.  

Los resultados de la encuesta indicaron que del total de los niños que mojan la cama, el 17% lo hacía cada noche (los 7 días de la semana) y solo el 12% una vez a la semana, mientras que el 14% lo hacía 5 veces a la semana y el 10% de los niños mojaba la cama 4 veces a la semana.  También se declaró que el 57% de los niños que mojaban la cama, lo hacía solo una vez durante la noche, mientras que el 31% restante lo hacía dos veces o más. Al ser una investigación online y anónima algunos padres se animaron a comentar: 

“No puedo despertarlo a la noche para que vaya al baño, creo que por eso se orina. La pediatra nos dijo que ya se le va a pasar, que es un tema de madurez, pero ya entró a primer grado…”, indicó una mamá. “Mi esposa tuvo el mismo problema y se lo contó a mi hijo. Quizá eso haya hecho que a él le pase lo mismo y ella se siente responsable, aunque yo le digo que no debe tener relación”, comentó un papá.

“Así como lo indican recientes estudios internacionales, el tema de que la enuresis nocturna primaria sería un trastorno hereditario; yo lo veo en el consultorio. Llevo más de 15 años especializada en el tema y claro está, no todos son iguales, pero la casuística me permite inferir que en el 70% de los casos, existe al menos, otro miembro de la familia que mojó la cama cuando era niño. Si una mamá sufrió enuresis de niña existe un riesgo, siete veces mayor, de que uno de sus hijos también lo tenga. Los investigadores siguen en la actualidad trabajando en el tema, pero aún no se ha detectado ningún gen específico que la cause”, comentó la Doctora Ormaechea. En cuanto a lo que más les preocupa a estos padres se observó: no saben qué hacer con el tema (46%), les cuesta comprender por qué sucede (40%), sienten vergüenza por lo que le pasa a su hijo (36%), que su hijo no pueda ir a dormir a la casa de nadie (34%), que su hijo no asista a campamentos y que su hijo sienta vergüenza por lo que le pasa (17%), es un tema del que no conversan (5%) y no pueden hablar sobre el tema (3%).

Al indagar sobre cómo se sienten los niños frente al tema desde la mirada de los padres, las respuestas fueron: incómodo (42%), frustrado (36%), avergonzado (26%), culpable y responsable (9%), incomprendido (7%), aislado (3%), mientras que el 11% no respondió.

Es importante consultar al pediatra si su hijo/a moja la cama

Si bien la mayoría de los niños de 5 años o más que mojan la cama, suelen no padecer ningún trastorno (ya sea del sistema nervioso que controla la función de la vejiga o del urinario), es indispensable que los padres  consulten con el médico pediatra en primer lugar, para que analice si la enuresis nocturna es el único problema o si existen trastornos asociados que requieran ser estudiados, como una “vejiga hiperactiva” que genera una necesidad frecuente de ganas de orinar por ejemplo, y en caso de necesidad lo derive al urólogo infantil.

Según los resultados de la encuesta, solo el 71% de los padres de niños enuréticos ha consultado al médico. El 60% lo hizo con el pediatra, el 38% con el psicólogo, el 36% con el urólogo infantil y los demás no respondieron. De esta manera, recae sobre el niño la responsabilidad de resolverlo, desconociendo que se trata de una enfermedad. 

“Es justamente la falta de conocimiento sobre el tema lo que origina que los padres no consulten con un profesional. Casi un tercio demora en hacer una consulta, normalmente hasta que el niño moja la cama por lo menos cinco veces a la semana”, indica la Doctora Ormaechea.  

La Enuresis Nocturna Primaria no es simplemente un escape de orina, es una micción involuntaria e inconsciente que ocurre durante el sueño en niños mayores de 5 años que nunca dejaron de mojar la cama desde que dejaron los pañales. 

La Enuresis Nocturna Secundaria se produce cuando el niño ha dejado de mojar la cama por un tiempo y luego vuelve a hacerlo.  Los especialistas urólogos coinciden en que es necesario que se produzcan dos o más episodios de escapes al mes para comenzar a hablar de enuresis. De acuerdo a la encuesta llevada a cabo por Pis en la Cama, se indica que solo entre el 10% y el 12% moja la cama entre 1 y 3 veces al mes.

El hacerse pis en la cama es un síntoma que repercute tanto en la calidad de vida del niño como de toda la familia. Es así que tanto los padres como los niños buscan eludir ciertas situaciones y actividades donde quede expuesto el problema y de esta manera evitar la vergüenza e incomodidades que origina. Por este motivo, muchos niños evitan quedarse a dormir en casa de sus amigos, los viajes escolares y los campamentos, lo que atenta negativamente sobre su calidad de vida y el desarrollo saludable de su personalidad.  Del total de los padres que consultan al médico, el 51% inició un tratamiento y el 39% no. Del total de los padres que consultan al médico, el 21% lo despierta por la noche, el 19% va al psicólogo, el 7% toma desmopresina y otro 7% usa pañales, el 5% ya no moja la cama y el 3% utiliza la alarma.

El primer paso para solucionar la Enuresis es sin lugar a dudas la consulta con el médico especialista, sea el urólogo infantil, el nefrólogo infantil o el pediatra. Hay que tener muy presente que esta condición en niños mayores de cinco años requiere de una evaluación adecuada, tratamiento médico y en muchos casos psicológico. “Existe medicación que permite tratar el síntoma y que tiene muy buenos resultados: la desmopresina, utilizada de manera oportuna y consistente puede controlar la Enuresis Nocturna Primaria, permitiendo el desarrollo normal de la infancia”, cierra la Doctora Edurne Ormaechea MN: 97666, Uróloga infantil del Hospital Italiano a cargo del CIUFI (Centro de Incontinencia Urinaria y Fecal infantil).

¿Qué es la enuresis?

La enuresis es el término médico para denominar al hecho de que niños se orinen en la cama. Se define como "micción involuntaria durante el sueño, que ocurre en niños mayores de cinco años de edad y que no tengan ningún tipo de enfermedad o problema a nivel del sistema nervioso central". Hay dos tipos de enuresis, la nocturna primaria (ENP) que se presenta en niños que nunca han logrado de manera constante tener la cama seca durante la noche y la enuresis nocturna secundaria (SNE) que es la que se produce en los niños que no han mojado la cama por al menos seis meses y luego vuelven a hacerlo.