Follow by Email

jueves, 10 de mayo de 2012

Dieta saludable.



No hay duda que  lo peor de una dieta es negarle los alimentos que le gustan.
Cuando la fuerza de voluntad comienza a debilitarse, el chocolate, el queso o un vaso grande de vino nos ayudan a perder  peso.
Según una nueva investigación, “el Malbec que se pensaba que aumentaba el tamaño de la   cintura, ahora podría ayudar a perder centímetros”.
Los avances en la investigación nutricional están empezando a mostrar posibles efectos de adelgazamiento con algunos alimentos más ‘pecaminosos’.
VINO TINTO
Científicos estadounidenses, identificaron  un compuesto en el vino tinto que podría ayudar a adelgazar. Llamado piceatannol,  quien puede  disminuir el crecimiento de las células de grasa, lo que significa que en lugar de recargar las  calorías, el vino tinto podría ser amigo de una persona que está a  dieta.
Normalmente, se tarda diez días para que una célula de grasa alcance la madurez, y una vez que se tiene, es difícil reducirla  con dietas y ejercicios. Sin embargo, cuando hay piceatannol en la sangre, le impide madurar a las células de grasa. Los científicos creen que si se aísla el compuesto, puede ser utilizado en fármacos anti-obesidad.
Uno  puede ser capaz de aprovechar los beneficios contra las  grasas  con  un sólo vaso de vino tinto al día.
Ya que  media botella de vino tiene  alrededor de 250 calorías, y  510 calorías, una botella, y no  sólo altamente calórico, sino también perjudicial para la salud.
CHILE
Los investigadores de la Universidad Laval de Canadá descubrieron  que una sustancia química contenida en los chiles podría aumentar la capacidad del cuerpo para quemar grasa y disminuir su apetito. Esto se debe a la capsaicina, la sustancia química que da guindillas, la cayena y el pimentón su sabor fuerte característico, estimula el proceso natural en el que algunos de los alimentos que comemos se convierta  inmediatamente en calor. Se llama termogénesis inducida por dieta, este proceso es una buena noticia para la dieta porque significa que se queman calorías en lugar de almacenarlos.
Los científicos encontraron que el chile también puede reducir el apetito. Los estudios muestran que cuando los hombres y las mujeres comen chile, sienten menos hambre y comen mucho menos en las comidas posteriores..
NUECES
No hay duda de que los frutos secos engordan. Como aperitivo, los frutos secos suponen un aporte calórico más pesados que las papas fritas (un puñado de papas fritas es de alrededor de 40 calorías, mientras que usted puede fácilmente apuntarse 300 calorías con un puño lleno de maní). Sin embargo, expertos en nutrición creen que podría ser una mejor opción para la dieta. La investigación muestra que las personas que comen frutos secos tienden a ser más delgados que quienes no lo hacen.
Un estudio de la Universidad de Purdue, Indiana, encontró que un grupo de 15 personas de peso normal agregaban alrededor de un valor de 500 calorías de maní en su dieta, consume menos en las comidas posteriores.
Investigadores de la Universidad de Barcelona dicen que esto se debe a que las nueces estimulan la hormona serotonina, que aumenta la felicidad, disminuye el apetito y mejora la salud del corazón. Sólo se necesita 1 onza de nueces crudas, sin pelar, almendras y avellanas al día para empezar a reducir la grasa alrededor de su abdomen.
ACEITE DE COCO
El aceite de coco adquirió  una mala reputación por ser alta en grasas saturadas. Pero la investigación indica que esta grasa podría comportarse de forma diferente a partir de otras grasas saturadas. El aceite de coco está compuesta principalmente de ácidos grasos de cadena corta y media-. Estos compuestos no aumentan los niveles de colesterol – de hecho, reducen el riesgo de enfermedades del corazón y puede ayudar a perder peso porque su cuerpo es capaz de quemar más rápidamente que otras grasas.
Utilice pequeñas cantidades para cocinar u hornear en lugar de mantequilla o aceites poco saludables. Se mantiene estable a altas temperaturas por lo que es ideal para freír, también.
QUESO
Para personas que hacen dieta a largo plazo uno de los alimentos que más echa de menos es a menudo el queso. Gracias a su alto contenido en grasas y calorías (CAL de 42 y 3,5 g de grasa por porción 10 g). Pero los estudios muestran ahora que el queso puede ayudar a bajar de peso – en particular alrededor de su abdomen. El queso contiene proteínas, lo que nos ayuda a sentirnos llenos más rápido, pero los científicos también creen que el calcio en el queso estimula al cuerpo a quemar más grasa, ya que ayuda al cuerpo a aumentar la cantidad de grasa que se elimina. Los mejores quesos son en feta o Edam ya que tienen menos grasa por porción, pero hay que mantenerse lejos de los ricos cremosos.
CHOCOLATE
A pesar de que el chocolate está lleno de calorías, el chocolate negro contiene antioxidantes e ingredientes tales como los bioflavonoides que los científicos creen que puede promover la pérdida de peso. Un estudio de la Universidad de California descubrió que quienes consumen el chocolate tienden a ser más delgados.
También son  menos propensos a contraer enfermedades del corazón o sufrir accidentes cerebrovasculares.
Pero el chocolate con leche, añade calorías y reduce la proporción de los nutrientes esenciales para adelgazar. Así que hay que elegir chocolate negro con un alto porcentaje de cacao (70 por ciento o más) como los nutrientes esenciales que  están contenidos en el cacao. Como bono adicional, su sabor amargo también puede suprimir el apetito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario