Follow by Email

miércoles, 20 de junio de 2012

Una mujer, que aparentemente había consumido la “droga caníbal”, murió tras recibir una descarga eléctrica de un policía, que intentó detenerla cuando se encontraba en un extremo estado de furia.



La mujer identificada como Pamela McCarthy de 35 años, no paraba a de golpear a su hijo de tres años, quien lloraba desesperadamente.
Los vecinos alertaron a la policía pero los oficiales tardaron varios minutos en llegar con lo cual una mujer que vivía en la casa contigua intentó rescatar al pequeño de la furia de su madre, pero ésta la echó con rasguños e insultos.
Poco después llegó el padre del niño y pudo sacarlo de la casa pero ello aumentó aun más la ira de la mujer. Al ver que no podía alcanzarlos comenzó a quitarse la ropa y arrojar las prendas contra las personas que circulaban por el lugar en ese momento.
Luego volvió a su casa y eligió a su perro como nueva presa. Los oficiales llegaron y encontraron a McCarthy en ese estado de cólera. A pesar de ser dos hombres, no pudieron controlarla, con lo cual le dieron una descarga eléctrica con una pistola taser.
La mujer fue hospitalizada y murió poco después. Se cree que había consumido la droga conocida como “Ivory wave” o “sales de baño”, la misma que consumió el llamado “caníbal de Miami”, identificado como Ruby Eugene, quien le comió la cara a un indigente en mayo pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario