Follow by Email

viernes, 29 de junio de 2012

Los científicos creen que: “Una vacuna de genes que producen anticuerpos contra la nicotina podría ayudar a millones de fumadores a dejar el hábito”.



Sólo un pinchazo podría proporcionar  la protección de por vida contra los deseos de fumar y con el tiempo podría ser utilizado para vacunar a los niños.
La ‘vacuna genética’ hasta el momento fue  probada sólo en ratones, pero la investigación que involucra a la gente podría comenzar en tan sólo dos años.
La vacuna contiene genes ‘programados’ para que produzca anticuerpos que neutralizan la nicotina antes de llegar al cerebro, donde normalmente se daría lugar a las sensaciones placenteras que llevan a la adicción.
La teoría es que ‘si los fumadores ya no reciben la gratificación como la de los cigarrillos, será más fácil dejar de fumar’.
La vacuna se desarrolla  en el Weill Cornell Medical College en Nueva York  donde en forma continua producen  anticuerpos, lo que garantiza que siempre hay algunos en la sangre para luchar contra la nicotina.
Según la revista Science Medicina Traslacional, “Cuando a  los ratones vacunados se les dio la nicotina, los anticuerpos redujeron su camino hacia el cerebro en un 85 por ciento, sin ningún efecto sobre su comportamiento, la presión arterial o del ritmo cardíaco”.
El investigador principal Ronald Crystal dijo: “Esta nueva vacuna puede ofrecer una solución muy necesaria”.
“La investigación se encuentra todavía en una fase temprana y la necesidad de estudios a gran escala significa que la vacuna tardará  al menos cinco años en llegar al mercado”.
“Se demostró que puede  ser segura y efectiva, con el tiempo podrían ser incluidos en los programas de vacunación de las escuelas  para que los  jóvenes no empiecen a fumar”.
Darren Griffin, profesor de genética en la Universidad de Kent, dijo que “el estudio tenía ‘gran potencial’, pero advirtió que lo que funciona en ratones no siempre funciona en el hombre”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario