Follow by Email

domingo, 10 de junio de 2012

Un niño murió dos veces.



 Según publicaron los medios locales de Brasil, “El niño Kelvin Santos fue declarado muerto el pasado viernes en un hospital del norte del país. Sufría neumonía y durante un tratamiento el pequeño dejó de respirar  y  le entregaron el cuerpo en una bolsa plástica a la familia. Al día siguiente, durante el funeral la familia contó que Kelvin se sentó, pidió agua y cayó sin vida”.
“Kelvin Santos fue declarado muerto el pasado viernes a las 19:40 por médicos del hospital de Belem, en Brasil”.
“Los médicos escribieron en las causas de la muerte: insuficiencia respiratoria, deshidratación y neumonía. Pero, un día después durante el velatorio el pequeño se sentó en el ataúd y después de pedir agua volvió a ‘morirse’”.
Según relató el padre de Kelvin, “Nadie podía creer lo que veía y comenzaron a gritar que era un milagro y pensamos que nuestro hijo había vuelto a la vida”.
“La familia corrió con el niño hasta el mismo hospital donde 24 horas antes lo habían declarado muerto y allí después de examinarlo confirmaron que no tenía signos vitales”.
El padre agregó que “Me aseguraron que él realmente estaba muerto y no me dieron ninguna explicación de lo que habíamos visto y oído”.
La familia decidió suspender  el funeral con la esperanza de que despertara de nuevo, pero finalmente lo enterraron a las 17:00 horas del sábado en un cementerio local.
Según el padre “su hijo fue víctima de una negligencia médica y denunció lo ocurrido a la policía quienes decidieron abrir una investigación para aclarar el extraño suceso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario