Follow by Email

viernes, 30 de noviembre de 2012

En Valparaíso, Chile, los médicos no saben aún, ‘qué le pasa al pequeño Bastián’, no tiene aún dos años y ya mide como un niño de cuatro, mide un metro, y pesa casi 40 kilos.



Macarena Sánchez,  madre del niño,   pide ayuda a las organizaciones benéficas chilenas,  para poder pagar los estudios  que ‘podrían identificar la enfermedad que sufre su hijo’.
En los centros asistenciales  de Valparaíso y Santiago,  no le pueden dar una respuesta a la  madre del bebé,  aunque  creen que ‘un examen que tiene un costo de más de 1.100 euros podría dar con la enfermedad que sufre Bastián’.
Cuando el bebé cumplió seis meses de vida, comenzó a experimentar un crecimiento anómalo que parece no tener fin y siempre tiene hambre.
La familia de Bastián se está movilizando  para reunir el dinero suficiente que les permita pagar los exámenes que podrían identificar el origen del extraño mal que sufre el niño de un año y ocho meses de edad y que pesa 38 kilos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario