Follow by Email

miércoles, 28 de noviembre de 2012

El pomelo, también conocido como toronja, tiene, ‘un compuesto que evita que el intestino o el hígado descompongan ciertos medicamentos lo cual puede conducir a sobredosis peligrosas’.



Los investigadores que publicaron  el hallazgo en Canadian Medical Association Journal (Revista de la Asociación Médica Canadiense), afirman que: ‘el número de fármacos que se tornan peligrosos con el pomelo se está incrementando rápidamente’.
El equipo del Instituto Lawson de Investigación de la Salud en Canadá sostiene  que: ‘el número de medicamentos que tienen graves efectos secundarios con el cítrico se incrementó  de 17 en 2008 a 43 en 2012’.
‘Incluyen medicinas para una variedad de enfermedades incluidos hipertensión, cáncer, estatinas para reducir el colesterol y fármacos para suprimir el sistema inmune después de un trasplante de órgano’.
‘El  pomelo contiene un compuesto químico, llamado furanocumarina, que elimina una enzima en el organismo encargada de descomponer el medicamento’.
‘Esto provoca que se escape del sistema digestivo una cantidad mucho más alta de medicina que la que el organismo es capaz de manejar’.
‘Encontraron que los pacientes que habían tomado un vaso de jugo de pomelo tenían un nivel tres veces más alto de una medicina para hipertensión, felodipina, que aquellos que habían tomado un vaso de agua’.
Los efectos secundarios son varios, pero los más evidentes fueron:  hemorragias estomacales, alteración del ritmo cardíaco, daño renal y muerte súbita.
El doctor David Bailey explicó  que: “una tableta con un vaso de jugo de pomelo puede convertirse en algo similar a tomar cinco o 10 tabletas con un vaso de agua”.
“Y la gente dice: ‘no lo creo’, pero puedo demostrar científicamente que esto es correcto. Así que usted, sin quererlo, puede pasar de un nivel terapéutico a un nivel tóxico con sólo consumir el  jugo”.
‘Otros cítricos que pueden tener un efecto similar son la naranja amarga (o naranja de Sevilla) que se usa a menudo para producir mermelada, y la lima’.
Neal Patel, de la Sociedad Real Farmacéutica, explica que: “la toronja no es el único alimento que puede causar problemas. La leche, por ejemplo, puede evitar la absorción de algunos antibióticos si se toma al mismo tiempo”.
“Aunque algunas de estas interacciones pueden no ser clínicamente importantes, otras pueden tener consecuencias más graves”.
“Los farmacéuticos son el mejor punto de referencia para alguien que está preocupado por la forma como su dieta puede afectar su medicación”.
“Y la información sobre cualquier interacción siempre debe incluirse en los folletos que acompañan a los medicamentos que van dirigidos al paciente”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario