Follow by Email

martes, 28 de febrero de 2012

El narcotráfico se llevó otra vida sumida en la estupidez edonista.



Esta madrugada trascendió la noticia de la muerte de un joven de 25 años en un boliche de música electrónica en el barrio de Monserrat. Actualmente, la Policía investiga si habría consumido algún tipo de estupefaciente mezclado con alcohol.
Se trata de la disco Big One, ubicada en Alsina al 900. El cuerpo fue hallado sin vida en la pista de baile, minutos después de haber arribado al lugar.
“Llegó descompensado, se le dio oxígeno y tratamos de reanimarlo”, aseguró Rodolfo Ruiz, representante legal del boliche, quién además añadió que la policía incautó droga -que podría ser “ketamina o cocaína”- entre sus pertenencias.
La Morgue Judicial realizará la autopsia para determinar las causas de la muerte, según informó la agencia de noticias DyN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario