Follow by Email

sábado, 14 de julio de 2012

Una mujer se vio obligada a dar a luz en el pavimento en Guangzhou, capital de Guangdong, al sureste de la provincia china.



La pareja estaba en camino al hospital cuando la mujer se desploma en la calle por la gran necesidad de pujar, porque el bebé comenzó a coronar  y se dieron cuenta de que no tenían más remedio que quedarse en el lugar.
El marido de inmediato buscó la ayuda de una clínica dental cercana, pero los dentistas, le explicaron que no fueron preparados para recibir a un bebé.
Mientras esperaban a la ambulancia, el marido actuaba como partero y los transeúntes se reunieron para ver el espectáculo.
El bebé nació con éxito y él y la madre fueron enviados al hospital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario