Follow by Email

domingo, 22 de julio de 2012

Según los últimos estudios: ‘Beber bebidas gaseosas azucaradas por tan sólo un mes cambia el cuerpo en forma permanente por lo que es más difícil perder peso’.



Las bebidas gaseosas no sólo se acumulan, debido a las calorías sino  que altera la forma en que su cuerpo quema las grasas.
Tomar bebidas azucaradas podría ser incluso más perjudicial de lo que se pensaba.
Este efecto tiene una duración a largo plazo que pueden elevar los niveles de glucosa en la sangre que conduce a la diabetes.
El doctor  Hans-Peter Kubis, de la Universidad de Bangor, dijo: “Este estudio demuestra nuestra preocupación por las bebidas azucaradas. No sólo no se puede regular de forma aguda la ingesta de azúcar sino que cambia nuestro metabolismo, de hecho, parece que nuestros músculos son capaces de detectar los azúcares y hacer nuestro metabolismo más deficiente, no sólo en el presente, sino en el futuro”.
“Esto va a llevar  a una disminución de la capacidad de quemar grasa y el aumento de ellas. Por otra parte,  hará que sea más difícil para nuestro cuerpo para hacer frente a aumentos de azúcar en la sangre”.
Kubis advirtió que “las bebidas pueden comprometer la salud a largo plazo y, en caso de necesitar refrescos, la gente debe optar por  el agua”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario