Follow by Email

viernes, 16 de diciembre de 2016

¿Estás viviendo con un psicópata?

Las personas emplean muchas veces de forma incorrecta la palabra “psicópata”, para designar las conductas como la de mentir, la infidelidad, la humillación y actos de violencia, que utilizan algunos sujetos en la interacción con los otros.


Cuando hablamos de psicopatía nos referimos a personas que tienen un tipo de personalidad diferente y poco frecuente en relación al común de los sujetos. Esto se debe a que sus necesidades son distintas y por lo tanto, van a utilizar un determinado patrón conductual - que también va hacer distinto- para poder satisfacer sus deseos.

En la actualidad, escuchamos de manera constante la cantidad de homicidios, violaciones, abusos sexuales, y nos preguntamos: ¿cómo puede ser que alguien en su sano juicio pueda cometer actos tan aberrantes?, que cuestan comprender porque carecen de toda lógica. A los autores de estos hechos, los especialistas los denominamos “psicópatas”.

Por lo tanto, lo que diferencia una personalidad psicopática del resto de los humanos, es que no ven al otro como a una persona, como a un igual, sino que lo reducen al lugar de objeto o de cosa, que les sirve para poder satisfacer sus necesidades.

Los casos más comunes a la hora de actuar de un psicópata puede ser por medio de: - violencia (verbal, física, psicológica). - abusos sexuales. - violación. - homicidios. - estafas.

Personalidad del psicópata

manipulador: utiliza diferentes estrategias como victimizarse, criticar, amenazar y hacer sentir culpable al otro para poder conseguir lo que quiere. 
mentiroso: sabiendo que lo que esta diciendo es falso, resulta convincente, por eso espera que los otros le crean. 
fascinación: son de generar encanto sobre los demás, lo cual lo aprovechan para manipular a la víctima de turno. 
seductor: utiliza la seducción con el fin de de influir en el otro para modificar su opinión y o comportamiento, para su propio beneficio. 
Intuitivo: tienen una gran intuición para percibir las necesidades del otro, con el fin de poder controlarlos.

El psicópata no siente culpa ni arrepentimiento de lo que hace. Al reducir al otro al lugar de cosa, no se involucra afectivamente, -nadie ama ni siente lástima por un objeto- lo que lo habilita para realizar cualquier acto atroz, sin culpa. Es un error creer que el psicópata vaya a pensar en el otro, ya que las conductas de humillación y hostigamiento salen solas, de manera espontánea. En lo único que piensa es en satisfacer sus propias necesidades. Se trata de una personalidad diferente, que tiene una lógica interna de funcionamiento distinta a la mayoría de las personas. Es consciente de las acciones que realiza, ya que están dirigidas a cumplir su propio plan.

¿Cómo son las personas que conviven con un psicópata?

Como se trata de relaciones que no tienen lógica, quienes observan desde afuera opinan erróneamente diciendo que quienes permanecen junto a un psicópata lo hacen porque son iguales a estos o porque les gusta sufrir. En la realidad, se trata de personas que tienen muy baja autoestima y una gran dependencia emocional, que si bien les hace mal la relación, no lo pueden dejar por lo mal que se sentirían. Los sujetos que están al lado de un psicópata expresan frases como, “me hace sentir una basura”, “piensa en cómo mortificarme”, etc.

La mejor manera de ayudarlos es, como primer paso, hablando con la familia y amigos sobre la situación que la persona esta viviendo, como así también buscando ayuda terapéutica para poder salir del circuito psicopático.

Psicólogo Santiago Gómez 
Director de Decidir Vivir Mejor y del Centro de Psicología Cognitiva 
(Matrícula: 15.159)

No hay comentarios:

Publicar un comentario