Follow by Email

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Lizzie Velázquez, de 23 años, lleva una dura vida. Nació con una enfermedad de la que se conocen tan solo dos casos y es constantemente acosada por su apariencia física.



La estadounidense nació sin tejido adiposo, por lo cual no puede ganar peso. Para mantenerse con vida, come 60 veces por día manteniendo una dieta 8 mil calorías diarias.
Lizzie nació en Texas, en el seno de una familia hispana, pesando tan solo 2 libras (900 gramos). Los médicos pensaban que no sobreviviría, pero ella fue más fuerte que eso.
Ahora, pesa 58 kilos a pesar de su pesada dieta. Perdió la vista en su ojo derecho, y el izquierdo se deteriora. Sin embargo, Velázquez pide tan solo una cosa: que los “bullies” la dejen en paz.
“Estoy empezando a querer ir donde ellos y presentarles o darles mi tarjeta y decir: ‘Hola, soy Lizzie -. Tal vez debería dejar de mirar y empezar a aprender”, dijo Lizzie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario